Análisis de Evercade, la retroconsola con cartuchos temáticos

Un nuevo contendiente llega a las tiendas para hacerse un huequito en el apretado mercado de la nostalgia. Hoy os hablo de unos preciosos cartuchos y de una consola decente en el análisis de Evercade.

Afortunadamente vivimos un panorama videojueguil que satisface las necesidades de casi todos los usuarios. Hay nicho para jugadores convencionales, competitivos, de realidad virtual y, cómo no, el parque viejuno está fenomenalmente servido. Hay multitud de máquinas retro de sobremesa y portátiles que nos permiten emular casi todos los juegos del ayer en muy buenas condiciones. Hoy toca hacer el análisis de Evercade, una de esas máquinas nostálgicas con un target de público muy determinado.

Si no sabes en qué consiste esta Evercade, hay que aclarar que se trata de una consola portátil que cuenta con el apoyo oficial de algunos míticos desarrolladores del ayer. Podemos encontrar cartuchos temáticos de desarrolladoras como Atari, Interplay, Data East, Namco e incluso alguna distribuidora retromoderna como Megacat, que han recopilado algunos de sus juegos para poder darle caña a la Evercade. Además, si te apetece jugar en la tele, el dispositivo tiene un cable HDMI que saca una señal 720p hasta tu tele.

Bien, grosso modo esto es Evercade. Como veis no es una consola que puedas regalar a un niño de 8 años, porque probablemente no le interese mucho la temática, pero sí que puede llegar a ser un producto interesante para gente que vivió entre ordenadores de 8bits y salones recreativos. Sí, es cierto que podemos emular un sinfín de videojuegos en el móvil o en el PC, y sí, hay máquinas chinas que hacen las funciones de este Evercade y unas cuantas más, por un precio ligeramente superior y sin tener que depender de cartuchos.

Entonces, ¿qué hace especial a esta consola?

Creo que Evercade tiene un punto muy a su favor; el del coleccionismo. El hecho de que los juegos vengan en cartucho les da un toque muy guapo que probablemente haga que más de uno se quiera hacer la colección completa. De momento hay nueve cartuchos y espero y deseo que vayan llegando más, ya que hay multitud de desarrolladoras que, de momento, se han quedado fuera de este proyecto, y estaría muy bien un recopilatorio sobre cada una de ellas.

Hablemos de calidades

Algo que me ha gustado de Evercade es su empaquetado. La unidad que nos ha cedido temporalmente KochMedia España era el Premium Pack, que albergaba la máquina y un cartucho de Namco. La caja de la máquina tiene bastante calidad, pero es el packaging del cartucho lo que más me ha gustado. Tiene el tamaño justo para destacar en tu estantería y alberga un librillo con información de todos los juegos incluidos. Posee un no sé qué que le da un aire viejuno que me flipa.

Si pasamos a hablar de la máquina, he de decir que sus materiales de construcción no son premium. No quiero decir con esto que sean de mala calidad, ni mucho menos, pero su ajustado precio (69,99) da para lo que da. La botonera principal me ha gustado, y parece que aguantarán largas sesiones de retrojuegos. La cruceta es algo bailonga para mi gusto y los botones L y R son, sin duda, los peores del conjunto.

La pantalla es de 4,3 pulgadas y tiene un brillo más que decente, aunque pasa ciertos apuros si jugamos en exteriores diurnos. La batería de 1200 mAH me ha durado unas cuatro horas de continuo, lo cual da para pegarte un buen atracón de juegos retro, la verdad.

¿Me la compro o no?

Pues mira, te lo voy a decir claramente; si tienes ganas de hacer la colección, es una alternativa muy chula. Tiene que dar mucho placer tener en la estantería la colección completa de Evercade, aunque el conjunto de cartuchos y consola se nos puede ir a los 300 euros, aproximadamente. Si eso no es un problema para ti y entiendes las limitaciones de la consola, Evercade es un producto la mar de recomendable.