El final de la serie está cerca y el autor de las novelas está descontento con Juego de Tronos. Parece que las cosas serán diferentes en sus libros.

Juego de Tronos es, probablemente, la serie del momento. Seguida por millones de personas, la serie nos encandiló a todos con unas primeras temporadas llevadas de manera magistral. Hoy en día la cosa ya no es así, y a la serie se le notan las costuras. El creador del universo, George RR Martin, habla y señala que está descontento con Juego de Tronos.

El pasado domingo, George RR Martin dio una entrevista de 60 minutos en los que deja caer alguna cosilla que le pone triste de la serie. Y es que, la serie ya dejó de tener los libros como referencia, lo que ha generado un bajón importante en cuanto a calidad narrativa y una toma de decisiones respecto a personajes un tanto… incomprensible.

En la entrevista, Martin señala que los productores de la serie y él mismo tienen diferencias creativas, lo que degenera en un conflicto. Pero no todo es culpa de esas diferencias, pues dice también que los ejecutivos de la serie (los mandamases), son conscientes de qué personajes tienen más popularidad entre el público y obligan a que tengan un mayor protagonismo, aunque estos en las novelas no vayan a tener, ni de lejos, tanto peso. Esto obviamente provoca decisiones a veces absurdas que en las novelas no se darán.

Termina diciendo que la serie no ha sido completamente fiel, pero que para serlo hubieran necesitado cinco temporadas más. Sobre el final, dice que la base será muy similar, pero el desarrollo, sobre todo de personajes secundarios, será muy diferente. Añade que esto no hubiera sucedido de haber acabado los libros hace cuatro años.

En lo personal, me entristece mucho la situación, pues soy de los que opinan que la serie se va al traste al dotar a personajes secundarios de grandes tramas o papeles. Entiendo que la popularidad de algunos personajes les haga salir más en pantalla, pero si algo tenía bueno Juego de Tronos es que la importancia del personaje no importaba si su destino estaba escrito en los libros. Y esa es la principal diferencia de la serie post novelas: que no hay nada escrito.