Puede que tengamos un juego de lucha y otro de un detective muy amarillo, pero echamos en falta muchos otros spin-off de Pokémon.

Hace ya algún tiempo, os comenté las ganas que tenía de ver de nuevo el Pokeathlón. Este minijuego era realmente adictivo, y le daba variedad al juego principal. Pero, claro, Nintendo aún no ha dicho (que yo sepa) nada del mismo, así queme tocó irme a llorar a la esquina esperando su inclusión. Y claro, entre tanta lágrima, a una le da por pensar, oye, ¿y qué ha pasado con los spin-off de Pokémon?

No, culpables, Pokémon Let’s Go, Eeevee! y Let’s Go, Pikachu! no me valen como spin-off. Aunque lo dijeran los mismos desarrolladores del juego. Llamadme antisistema si queréis. Para mí los spin-off de Pokémon cuentan cuando rompen tangencialmente con el estilo de juego de los anteriores. Tirarle Poké Balls a un Metapod no cuenta, según mi propio criterio personal e intransferible.Y sí, Detective Pikachu 2 se confirmó, pero llamadme egoísta, con uno sólo no me basta, por mucho que me guste.

Acabo de darme cuenta que con la descripción de arriba casi dejo fuera uno de mis favoritos, Pokémon Colosseum. Pero vamos a jugar al abogado del diablo, y a decir que ahí los liberamos, no los capturamos per-se para ser los mejores, los mejores que habrá jamás. Así que podemos contarlo. Además de este, también podemos contar Pokémon Dash!, Pokémon Mundo Misterioso, Pokémon Ranger… o incluso los Conquest, que realmente nunca llegué a probar, pero la combinación que ofrece ya llama la atención, sin duda.

LEER MÁS:  Los mejores pokémon para capturar al comienzo de Pokémon Espada y Escudo

spin-off de Pokémon

Vamos, que tenemos estilos de juegos para todo tipo de gustos. Lo único que nos falta es uno musical en el que mover las caderas al ritmo de un Jynx. La cosa es, ¿por qué ya no los vemos? Seguramente todo sea tan simple como malas ventas o algo parecido, y con eso quedaría cerrado todo. Pero como jugadora que disfrutaba de estas cositas, no puedo evitar sentir añoranza por ellas. A fin de cuentas, Pokémon es un fenómeno mundial, y hay veces en las que se quiere disfrutar de su mundo, pero te cansa el tener a miles de criaturas encerradas en un ciberespacio, esperando que liberes su alma, o al menos las uses para algo más que para hacer bulto.

Y es que la simple tontería de hacer circulitos alrededor de una criatura para calmarla, que era lo que nos ofrecía Pokémon Ranger, era un gran cambio. Nos permitía, a su vez, explorar un poco más del mundo de los Pokémon. No todos eran entrenadores. Hay gente que se dedica a proteger a los Pokémon entrenándose específicamente para ello, sin el afán de hacerse con todos.

Pero, ¿y si lo que quieres es ser un Pokémon? Pues ahí tenías los Mundo Misterioso, en el que podías ser el mejor amigo de un Bidoof, mientras explorabas mazmorras con tu grupo de colegas, al más puro estilo World of Warcraft furry. En resumen, y ya es la segunda o tercera vez que lo repito: había una variedad delirante a la hora de acercarse a la franquicia. Mi madre, por ejemplo, me gastaba las pilas de mi Game Boy Color para entretenerse con Pokémon Puzzle Challenge, un juego estilo tetris muy simple que nos permitía desbloquear nuevas criaturas. ¿Que podría haber jugado lo mismo con el tetris? Pues mira, muy posiblemente, pero ella era feliz diciendo que se cogía a Squirtle porque le gustaban las tortugas.

LEER MÁS:  Así es el primer pueblo de Pokémon Espada y Escudo

spin-off de Pokémon

A día de hoy, por desgracia, no parece haber indicios de una nueva aventura de esta vertiente. Quizás la saga principal robe demasiado tiempo. Quizás estén ocupados dándole más bichos a la Pokédex. A lo mejor piensan que con Pokkén Tournament ya basta. Pero oye, una paradita para sacar uno, y dejar a Espada y Escudo asentarse bien vendría de lujo. Esta tendencia a sacar juego sí y juego también de un año a otro no sé yo si le hace bien. Aún recuerdo cuando Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa literalmente se comieron a Pokémon X e Y en la vertiente competitiva. Un año apenas duró el pobre competitivo de Kalos.

Pero bueno, que me desvío. Quizás la alternativa nos la estén dando, como comenté, en los propios juegos. Con cosas como el minijuego de curry o el camping, que le da un estilo muy PokéPark a la cosa. Aunque necesitamos (necesito) un poco más que esto (ya que no introducen mi querido Pokeathlón, al menos.

LEER MÁS:  Sirfetch'd es el nuevo exclusivo de Pokémon Espada

Y vosotros diréis “pero Sai, a ver, que en un Direct comentaron que tendrían más proyectos”. Sí, fue en uno de los Direct de principios de años, donde comentaron que este 2019 veríamos algo más que la octava generación de Pokémon. Pero, chico, que estamos en noviembre y aún nada. O se hace un anuncio precipitado para navidades, cosa bastante contraproducente teniendo en cuenta que uno de los booms de Espada y Escudo va a ser aquí, o se nos va a 2020. Y mi corazoncito se rompe con la espera. Espera que además puede que sea el remake de Pokémon Diamante, Perla y Platino.

Quién sabe, tal vez deba hacerme a la idea de que los spin-off (salvo Detective Pikachu, sí) se verán ahora únicamente en formato móvil (Pokémon Duel, Pokémon Master) y estos se reducirán a simples gatchas en los que maldecir a la diosa fortuna. Pero no os voy a engañar: la llama de la esperanza brillará débilmente, pero no se apagará. Y a vosotros, ¿os gustaría ver de nuevo algún spin-off de Pokémon en marcha?