Análisis The Surge 2

Análisis de The Surge 2 para PC

Deck 13 vuelve a la carga con otro de sus souls like y parece que han aprendido por el camino, tal y como os contamos en este análisis de The Surge 2

La desarrolladora alemana lleva tiempo buscando su sitio. Desde aquel fatídico Lords of the Fallen, han ido mejorando poquito a poco en sus siguientes lanzamientos, siendo el primer The Surge un souls like muy interesante a pesar de lastrar demasiados fallos. Tras 2 años del lanzamiento de la primera entrega, Deck 13 apuesta por una secuela mejor pensada y lograda, como profundizaremos en el consiguiente análisis de The Surge 2 para PC.

Jericho City, un gran emplazamiento anárquico

Uno de los elementos más destacables de esta secuela es el entorno donde nos moveremos. Hablamos de Jericho, una ciudad caída en desgracia donde impera el libre albedrío y el descontrol tecnológico. ¿Y qué hay de nosotros? No somos más que un pobre con mala suerte que viajaba en un avión civil y que se estrelló dentro de los límites de la ciudad. Debido a eso, nos capturan y nos meten en la prisión de la urbe, sin saber qué hacemos allí y sin saber qué puñetas hacer con nuestras vidas.

Pues nada, toca personalizar al héroe con un editor bastante parco en opciones y buscar la manera de escapar de nuestro confinamiento. Conforme progresemos nos empaparemos del orden caótico que impera en Jericho. Esta se reparte en territorios dominados por diferentes clanes, cada uno más enajenado que el anterior y sumidos en una pesadilla tecnológica de grandes dimensiones.

Sin embargo, esto nos toca comprenderlo a base de deducción y teorías que formemos con lo que el juego nos enseña. Porque así como pasa en los juegos de Hidetaka Miyazaki, los chicos de Deck 13 Interactive quisieron dar a su historia y mundo un aire de misterio y confusión para que el jugador se encuentre incómodo e inseguro en todo momento. El problema es que el diseño de niveles no es muy allá, y aunque el mundo está interconectado, la calidad e ideas que albergan tras de sí están muy por debajo de los mapas de los souls like más venerados.

análisis de The Surge 2
Apuntando a una parte del enemigo podremos atizarle hasta romperla. En ese momento podremos cercenarla en un movimiento muy grotesco. Como recompensa obtendremos el plano de esa parte pudiendo materializarla más adelante en un centro médico.

Un título más centrado que el anterior, pero mal amparado en lo tecnológico

En este análisis de The Surge 2 la versión que profundizamos es la de PC. Ergo, las opciones gráficas y la optimización juegan un papel más esencial que si se tratase de una copia para consolas. Lo malo es que justamente en este apartado el juego peca en demasía.

Por una parte, tenemos muy pocos elementos configurables, siendo un tortura encontrar el equilibrio en ordenadores poco punteros. Decir que el juego tampoco va a las mil maravillas en ordenadores de alta gama. En nuestro caso, lo ejecutamos con una 970 GTX y un i5 8800-k, teniendo como resultado una media de 45 FPS con las opciones en Alto/Medio a 1080p de resolución.

Y es que no se ve tampoco como para que nos caiga la baba. Las texturas presentan muchos problemas de definición, la iluminación es errática por momentos y a las físicas les encanta volverse locas de cuando en vez. Eso sin contar los crasheos aleatorios que nos llevan al escritorio o la bajada a 20 FPS estáticos si por algún casual minimizamos el programa o tabulamos. Para reiniciar este problema tenemos que matar el proceso y volver a iniciar el juego.

Dentro de lo que cabe, todo esto puede arreglarse en un futuro cercano con sucesivos parches y actualizaciones. Esperemos que en Deck 13 se pongan las pilas porque la verdad, tal y como está ahora es bastante lamentable. Al menos, en lo sonoro el juego funciona correctamente, presentando una OST electrónica muy curiosa y un buen doblaje al inglés.

análisis de The Surge 2
Uno de los drones porta un spray que nos permitirá dejar mensajes en el mapa para otros jugadores del servidor.

Quedarse con lo bueno e innovar, la esencia de The Surge 2

Donde notamos que el juego es infinitamente superior a su predecesor es en la faceta jugable. The Surge 2 recoge las buenas ideas del primero, como la posibilidad de cercenar miembros y quedarnos con sus piezas de armadura y las afina para que sean un gozo a los mandos. Cositas como los ataques por la espalda, golpes cargados o los combos vuelven pero con una sensación más tácita a la respuesta de los botones. Ojito con el tema de las baterías. Se han rediseñado los inyectables de salud, pudiendo ahora regenerarlos en combate mediante el uso de baterías que recargamos con golpes acertados. Esto nos impulsa a atacar aunque estemos cortos de vida y provisiones. Si tenemos habilidad o suerte, podremos recargar los inyectables para seguir aguantando el ritmo del combate.

Junto a esto tenemos novedades de peso como la posibilidad de portar drones con diferentes funciones. Pueden atacar a distancia, poner trampas, abrirnos puertas o incluso impulsarnos con una suerte de gancho a zonas más elevadas o alejadas. Tampoco hay que olvidar las armas con truco, una idea inspirada en Bloodborne pero que a diferencia de este, donde pulsábamos L1 para cambiar entre sus formas, aquí mutan según el tipo de combo que estemos ejecutando.

También se han hecho ajustes en el HUD. Mucho más vistoso, cómodo y funcional, permitiéndonos incluso guardar sets de builds que podemos intercambiar pulsando solo el stick derecho dentro del menú. Y maravilloso cómo se ha dotado de accesos directos in-game a los drones y las armas, siendo un añadido genuino para el combate sin necesidad de pausar la acción.

Habrá multitud de NPC, tiendas e incluso rutas secundarias que, al igual que en los Dark Souls, guardan historias bastante engañosas.

¿Difícil o injusto? Al fin se ha encontrado el equilibrio

Uno de los fallos más severos que tenían tanto el primer The Surge como Lord of the Fallen era el desequilibrio en su dificultad. Es innegable que se inspiraron al 100% en la saga Dark Souls pero no fueron capaces de replicar la experiencia ni de hacer del jugador una persona independiente de las propias reglas del juego. Jefes con kilotones de vida que precisaban de nosotros repetir durante un montón de tiempo los mismos golpes y esquives, secciones con una curva de dificultad extremedamente desajustada o mapas sin sentido cuyo único objetivo era complicarnos la vida sin un trasfondo detrás.

No obstante, en The Surge 2 parece que han dado con la fórmula idónea. El juego es difícil, por supuesto, pero no es injusto porque solo nos castiga cuando nos envalentonamos o nos relajamos. Si estamos concentrados, el desafío se convierte en un camino labrado con esfuerzo y bien recompensado mediante las piezas de armadura que extraemos de los rivales. Cuanto más duros, mejores serán dichas piezas para montarnos trajes con mejores estadísticas y habilidades pasivas. Esto también se aplica a los jefes, los cuales pueden parecer poco inspirados en un inicio pero enseguida nos toparemos con enormes figuras que plantean combates desafiantes y atípicos. En este aspecto también han conseguido mejorar un montón respecto a las obras precedentes.

Eso podemos extrapolarlo a los mapas. Puede que sean feos y, como dijimos, no están tan bien elaborados como los de los Dark Souls, pero sí que gozan de muchos atajos, secretos y zonas que a priori parecen inaccesibles pero que con un poco de creatividad, accederemos a ellas con una recompensa jugosa esperándonos. Destacar que albergan un pequeño componente metroidvania, habiendo pasajes inoperativos hasta que consigamos ciertas habilidades que nos descubran zonas nuevas o cofres con armas e implantes interesantes.

La chatarra es la moneda del juego. Con ella podremos mejorar las estadísticas del personaje, crear partes de armadura nuevas y mejorarlas. Pero ojo, que si nos matan perderemos la que tengamos acumulada.

¿A la tercera va la vencida? Parece ser que sí

Ya era hora y al fin tenemos un souls like más que notable salido de las oficinas de Deck 13. Con un combate mejoradísimo y superdivertido, unos mapas que ganan en profundidad y posibilidades y pequeñas ideas que acercan la experiencia a la idea inicial del estudio podemos decir que sí, The Surge 2 es un gran juego para los que gocen de este tipo de géneros tan desafiantes.

Pero claro, no es oro todo lo que reluce y tendréis que endurecer el estómago para una optimización bastante deplorable y un apartado visual pobre en todos los sentidos. Si con el tiempo parchean el juego, tendremos un título sobresaliente. Mientras tanto, nos queda una experiencia bastante notable.

Análisis The Surge 2
Análisis de The Surge 2 para PC
Lo has conseguido, Deck 13.
Podemos decirlo, The Surge 2 es un souls like muy bueno que hará delicias entre los amantes del género. Con un par de pinceladas más en su apartado técnico habríamos obtenido un juego sobresaliente.
Cunde
El combate es fluido y muy divertido.
Las nuevas mecánicas funcionan a la perfección.
Ha mejorado en narrativa y diseños de mapas respecto al primero.
No Cunde
Un desastre en optimización.
Gráficamente luce muy pobre a estas alturas de la generación.
El uso de la trama instropectiva no les funciona tan bien como a Miyazaki.
8.6
Guapo