Sekiro se lanza hoy mismo y vamos a comprobar en que sistemas se desenvuelve mejor. Veamos las diferencias entre versiones de Sekiro: Shadows Die Twice.

Andamos todos que no cabemos dentro con nuestro Hype por el Lobo de Miyazaki. Mientras unos fans recrean sus armas en la vida real, otros se dedican a ver en que versión se ve más fluido antes de desembolsar sus codiciados euros. Veamos en que versiones de Sekiro: Shadows Die Twice podemos jugar con mejores gráficos y mejores frames por segundo.

Como es menester, cogeremos el análisis que ha hecho Digital Foundry para desglosar las diferencias existentes entre las consolas actuales. ¿Estará a la altura de la actual generación o se trata de un producto demasiado modesto?

El historial de From Software, en términos técnicos que no artísticos, delata una pobreza preocupante en consolas. Tal lo demuestran los 900p de Dark Souls III en Xbox One, la imposibilidad de alcanzar un framerrate superior a los 30 cuadros -incluso en PS4 Pro o Xbox One X-, el continúo frame pacing que sufren todos sus juegos o los dilatados tiempos de carga.

Lamentablemente, con Sekiro seguirá manteniéndose esta tradición. El juego se emite a 900p en Xbox One y Xbox One S, relegándose los 1080p a las versiones de PlayStation 4 solamente. En cuanto a los 4K, huelen a humo en consolas. En ambos sistemas hablamos de una reconstrucción y no de una muestra nativa de los mismos, donde sale perdiendo PS4 Pro en términos de sombras y teselado.

From Software y el framerrate en consolas, un cóctel que nunca ha salido bien.

Hablando ya del framerrate, somos conscientes de una mejora algo sustancial respecto a lo visto en anteriores trabajos de la compañía. El juego se mantiene a 30 estables en las consolas base, con un frame pacing bastante acusado y marca de la casa, aunque no tan bestia a lo vivido en Bloodborne. Las versiones mayores no están capadas en este sentido, aunque los resultados dejan mucho que desear. Una media de 45 FPS en Xbox One X y 40 en PS4 Pro.

Al cargar partida también nos echaremos las manos a la cabeza. Todas las versiones tardarán en torno a los 8-10 segundos cada vez que muramos y seamos revividos en las “hogueras”, siendo la versión de PS4 base la más afectada, mostrando en ocasiones tiempos de espera de hasta 15 segundos.

Si nos vamos al terreno de los compatibles, Sekiro sale ganando en todos los frentes. Ausencia total de frame pacing en monitores de 1 ms. Posibilidad de degustar la acción a 60 o 120 FPS, aunque se nota un poco de shuttering en los monitores de menos de 120hz. Curioso es ver que Xbox One X también saca partido de estos monitores, reduciendo la sensación de shuttering y dando un poco más de fluidez a sus 45-50 fps bailones.

Visto lo visto, vemos que From sigue en sus trece de traer versiones sólidas pero demasiado básicas. No obstante, Sekiro apunta a juegazo culpable y esto no será impedimento de disfrutarlo como buenos señores feudales.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of